Cirugía plástica mamaria

Aumento Mamario

Es un procedimiento quirúrgico que permite aumentar el volumen mamario mediante la colocación de una prótesis, ya sea con fines estéticos o reconstructivos. Existen diferentes tipos de abordajes para colocar las prótesis. La elección de uno u otro dependerá de la evaluación médica y el deseo de la paciente. Las prótesis pueden ser colocadas detrás de la glándula mamaria, debajo de la fascia pectoral o debajo del músculo pectoral. Utilizamos implantes mamarios de gel cohesivo de silicona de última generación de la mejor calidad y operamos en Clínicas y Sanatorios de amplia trayectoria en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El procedimiento puede realizarse con anestesia general o con anestesia local más sedación, según la complejidad del caso. La internación puede ser de 8 a 24 hs. Puede realizarse en forma conjunta con otros procedimientos estéticos.

Mastopexia

Es un procedimiento quirúrgico cuyo objetivo es elevar una mama descendida mejorando la relación entre la glándula mamaria, la piel y el complejo areola-pezón. Existen múltiples técnicas de mastopexia y cada una tiene sus propias ventajas y desventajas. Cada paciente es evaluada en forma minuciosa para determinar que tipo de técnica se ajusta a sus necesidades y deseos. Dicha evaluación clínica valora el exceso cutáneo y la ubicación topográfica del mismo, la posición de la mama, el tamaño y consistencia de la glándula mamaria. El procedimiento puede realizarse con anestesia general o con anestesia local más sedación, según la complejidad del caso. La internación puede ser de 8 a 24 hs. Puede realizarse en forma conjunta con otros procedimientos estéticos.

Reducción Mamaria

Es una técnica quirúrgica cuyos objetivos son reducir el tamaño mamario, mejorar la forma de la mama, y reubicar el complejo areola – pezón; ya sea con fines estéticos o reconstructivos. Es el procedimiento que mayor satisfacción postoperatoria genera entre las pacientes sometidas a cirugías estéticas. El beneficio que se obtiene no es puramente estético sino que también genera una marcada mejora de la calidad de vida en lo que respecta a autoestima y capacidad de realizar actividades físicas. Existen distintas técnicas de reducción mamaria por lo cual cada caso requiere de una evaluación minuciosa para determinar con que técnica se obtendrán los mayores beneficios. En la evaluación se tiene en cuenta el grado de ptosis (caída) mamaria, el tamaño y la forma de la mama, la textura de la piel y si es una mama con predominio de tejido graso o de tejido glandular. El procedimiento puede realizarse con anestesia general. La internación puede ser de 8 a 24 hs.

Reconstrucción Mamaria

Como su nombre lo indica, la reconstrucción mamaria agrupa a un conjunto de distintas técnicas quirúrgicas que tienen como objetivo diseñar y armar una nueva mama debido a la pérdida de la misma, ya sea por un proceso oncológico, un traumatismo, una quemadura, etc.
Los distintos procedimientos reconstructivos tienen como objetivo común crear una mama lo más natural, armoniosa y estética posible. El abanico de posibilidades técnicas es muy amplio y cada caso merece un análisis individualizado para determinar la estrategia reconstructiva a seguir. En general, son procedimientos que requieren más de una etapa quirúrgica y de las cuales algunas serán mayores que otras. El procedimiento puede realizarse con anestesia general o con anestesia local más sedación, según la complejidad del caso. La internación puede ser de 8 a 24 hs.

Ginecomastia

Consiste en el crecimiento anormal del tejido de una o ambas glándulas mamarias en el hombre. El aumento del tejido mamario puede iniciarse en la pubertad o en cualquier otro momento de la vida. Siempre requiere un estudio profundo para conocer su origen y así determinar la conducta terapéutica. En la mayoría de los casos se requiere una resolución quirúrgica, para lo cual existen diferentes técnicas que se combinan para lograr un resultado estético óptimo. En general suele ser necesario resecar la glándula y complementar con una lipoaspiración de la zona. Aunque en algunos casos seleccionados puede resolverse la patología solo con la lipoaspiración. Dependiendo de la complejidad del procedimiento se puede realizar con anestesia local, general o sedación. Habitualmente requiere de 8 a 12 horas de internación.

Juan Pablo Saad

Médico. Diploma de Honor. USAL. 2003

Especialista Universitario en Cirugía General. U.B.A.
Especialista en Cirugia Plástica, Reconstructiva y Estética. USAL.
Fellow of the American College of Surgeons (F.A.C.S.)
Sociedad de Cirugía Plástica de Buenos Aires (S.C.P.B.A.)

Pedro Andrés Literas

Médico. Diploma de Honor. U.B.A. 2003

Especialista Universitario en Cirugía General. U.B.A.
Especialista en Cirugia Plástica, Reconstructiva y Estética. SACPER.
Fellow of the American College of Surgeons (F.A.C.S.)
Sociedad de Cirugía Plástica de Buenos Aires (S.C.P.B.A.)